APUNTES DEDICADOS A UNA CRÓNICA DE LA FIESTA NO ESCRITA por Vicente Vilaplana

Estimados "Festers",

Entramos en la debería de haber sido la semana grande de nuestras fiestas de Moros y Cristianos.

Un año más, debido a la pandemia, están aplazadas.

Para no perder el espíritu y la ilusión festera, nuestro amigo Vicente Vilaplana, Cronista Oficial de la "Filá Ligeros", nos ha preparado un escrito muy emotivo que compartimos con todos vosotros.

Cuidaros compañeros.

Visca Sant Jordi

 

APUNTES DEDICADOS A UNA CRONICA DE LA FIESTA NO ESCRITA. 23 DE ABRIL DE 2021
148 AÑOS DE LA FUNDACIÓN DE LA FILÀ.


Veintidós de abril de dos mil veintiuno al alba.


Plaza de España de Alcoy. Los bronces del Campanario de mi Pueblo suenan seis veces, ¡Quién pudiera escuchar de tus campanas, en los albores de esta mañana, tus sonidos que nos indican que la Diana va a comenzar!


La plaza está vacía. En algunos balcones cercanos se puede ver la cruz bermeja de San Jorge. Muchos alcoyanos están despiertos, saben que, en esta primavera, en estas tierras altas cercanas a las nubes, no se regresará a la Edad Media. Pues, por segundo año consecutivo debido al problema de salud que continúa viviendo el Planeta, Nostra Festa no se va a celebrar.


Campanario de mi pueblo que frio siento en el alma.


Pero a partir de ahora, os invito a soñar y a imaginar. Sí, a soñar e imaginar cómo será la próxima primavera y a las sensaciones que todos nosotros tendremos en ese nuevo amanecer.


VIERNES, VEINTIDÓS DE ABRIL DE DOS MIL VEINTIDÓS, AL ALBA.


Os imagináis cuando pasemos la duermevela y nos encontremos con el traje que hace dos años no hemos sentido en nuestro cuerpo. Cuando sintamos en nuestra piel la textura de la seda de nuestro pantalón y la sensación de frescor que produce cuando te lo pones.


Os imagináis cuando salgamos de casa, de noche aún y nos encontremos con el primer “fester”, la emoción que surgirá entre ambos.


Os imagináis cuando vayamos caminando desde nuestras casas hasta el centro y nos encontremos con el espectáculo de ver la enramada encendida y los miles de sillas perfectamente alineadas y a las personas responsables de las mismas poniendo el número y la fila a cada una de ellas.


Os imagináis cuando lleguemos al ágora de la Fiesta y veamos el Castillo, a los pies del Campanario de mi Pueblo, luciendo en el mástil más alto la bandera de San Jorge y poder ver la leyenda de la puerta de la Alcazaba que reza “Bendito sea Alá, señor del mundo”.


Os imagináis cuando oigamos las notas “El Capitán”, de “Krouger”, de “Suspiros del Serpis”, de “Mi Barcelona”, de “Un Moble més”. Cuando veamos a los músicos con sus impolutos uniformes e instrumentos.

 

Os imagináis la sensación que tendremos cuando nos encontremos, sobre las siete de la mañana, en la Calle San Lorenzo a la altura del Blau para preparar a nuestros dianeros y saboreemos un herberet de Mariola y apreciemos el sabor del cigarro habano.


Os imagináis, ya delante del Ayuntamiento, cuando el cabo de diana y a los sones de “La Diana dels Ligeros”, haga levantar las diez espingardas.


VEINTIDÓS DE ABRIL DE DOS MIL VEINTIDÓS LA TARDE.


Os imagináis como puede ser la tarde en el Partidor y las sensaciones que se viven en ese lugar. “La tarde esta soleada, el cielo es azul intenso, ese azul que se puede ver en el cielo de este valle. Las cuatro y media han dado en el reloj del Campanario de mi Pueblo. Donde horas antes todo eran cota mallas y estandartes amarillos y rojos ahora se sustituyen por sedas y campean los estandartes verdes con crecientes de plata y las estrellas de cinco y seis puntas. La tarde huele a incienso y perfumes de sándalo”.


Sedas, colores, poemas,
lunas, espadas, cantares,
gestos de nobleza mora
y ese compás de timbales.


Os imagináis la emoción que se estará viviendo dentro del colegio donde nuestra Filá tendrá su cuartel general. Los pasillos del colegio llenos de banderolas, espingardas y cimitarras, los instrumentos de los músicos y los timbales esperando para ser tocados
por manos expertas. El boato preparándose, las maquilladoras ultimando su trabajo. Os imagináis la sensación que tendrá Rafael Aracil cuando, ataviado con su traje de Al-faris, acompañado por su familia y Emires, salga a la calle y esté esperándole toda su
Filá y lo que pensará cuando esté descendiendo por la calle de San Nicolás


En una esquina la Luna
se ha puesto a llorar.
y al Sol tu presencia
le anunciará.


Os imagináis la emoción de los doce componentes de la escuadra de esclavos, cuando contemplen a sus pies la Alcazaba y vean el suelo lleno de serpentines y confetis y en esos momentos se enciendan las luces de la enramada.


Bruixots d´antiga llegenda,
negres que corren la senda
de quimeres orientals.


Passa l´escuadra d´esclaus orgullosa,
alça l´alfange que mana
la indolencia soberana
del caporal fanfarrón.

(Joan Valls)

 

Os imagináis la emoción del resto de festers y festeres cuando veamos a nuestra escuadra del blancs, junto a nuestra Banda de Planes a los sones de “Als Ligeros”, tambalearse rítmicamente San Nicolas hacia abajo, la calle se les abre y les ofrece todo su señorío.


La estrecha San Nicolás, larga, pina,
entoldada con luces de oro viejo,
es lecho de bombillas que ilumina
el asombro arabesco del cortejo

(Antonio Candela)


Ahora solo nos queda esperar que en la próxima primavera estos sueños se conviertan en realidad.


Os deseo que paséis un feliz día de San Jorge y hasta pronto.


Mil vides que jo tengera
sería en elles fester,
per arrancar la Diana,
per oldre a timó i romer.
Per respirar en abril
l´alba de rosa i clavell
i vestir el habit de Festa,
fletxa, creu i llorer.
Per vore la pólvora al cel
rodejant al Cavaller
i vore creixer als fills
que son de Sant Jordi fidels,

(Adrián Espí Valdés)

Vicente Vilaplana

Alcoy, 23 de abril de 2021.

 

Para visualizar la crónica en formato PDF, pinche aqui.

Compartir: